Portada del sitio > Español > Latinoamérica y Caribe > BOLIVIA - La oposición padece un profundo complejo de inferioridad

BOLIVIA - La oposición padece un profundo complejo de inferioridad

Jubenal Quispe

Miércoles 25 de abril de 2007, puesto en línea por Jubenal Quispe

Ningún gobierno democrático es tal sin la presencia activa de una oposición políticamente organizada. En un régimen democrático la función que cumple la oposición es la de fiscalizar y mostrar las impertinencias del gobierno de turno y plantear a la ciudadanía una propuesta alternativa.

En Bolivia, luego que los movimientos sociales e indígenas convirtieran su mayoría demográfica en una hegemonía política, las organizaciones políticas tradicionales viven en un desesperante insomnio. A parte de ser incapaces para explicar a sus correligionarios de la insurgencia democrática que los humilló, se resisten a asumir los nuevos paradigmas políticos y sociológicos emergentes en la realidad boliviana.

Todavía resuena en nuestros tímpanos la estridente soberbia del entonces candidato neoliberal Jorge Quiroga durante su campaña: “Nosotros podemos, sabemos y queremos. Ellos (los indios) no saben, no quieren, ni pueden”. Ahora, ante las evidencias de la capacidad política y administrativa de los “ignorantes”, el “líder” de la oposición se encuentra solitario, fundido en su sillón de cuero, padeciendo un agudo trastorno bipolar (cambios intempestivos de carácter que va desde una descomunal euforia hasta una depresión aterradora).

Ahora que el país vive procesos de cambios profundos, necesitamos propuestas políticas alternativas que enriquezcan y profundicen los cambios emprendidos. Pero, propuestas alternativas lúcidas es lo que menos se oye en el país. La partidocracia tradicional rearticulada en el Senado Nacional padece de una oscuridad mental. Tanto espectáculo mediático (incluido dinero y tiempo perdido) en el caso de los 44 contratos petroleros. ¿Para qué? Para ratificar íntegramente la propuesta del gobierno. Eso mismo ocurrió con la resistida Ley de Reconducción Comunitaria de la Reforma Agraria, con los convenios de ayuda internacional, con la Asamblea Constituyente, con el programa “Existo Yo, Existe Bolivia”. Se oponen sin propuestas alternativas y terminan aceptando su incapacidad intelectual. Está sucediendo con la propuesta del sufragio para los bolivianos/as en el extranjero, con la Ley Anticorrupción de Marcelo Quiroga. Ningún país se merece esta calidad de oposición política.

Ante la ausencia de un liderazgo con una visión de país desde la oposición, los comités cívicos de la menguante media luna han intentado llenar dicho vacío. Pero estas corporaciones cívicas politizadas por la derecha, ante la incapacidad de sus máximos intelectuales fascistas como Antelo, Barbery, Valverde y otros, en lugar de construir hegemonías alternativas, terminan auto aniquilándose en sus aspiraciones. Tuvieron la oportunidad de aglutinar a un buen sector del país con la propuesta autonómica madi in camba, pero al haber apaleado a los constituyentes en la ciudad de Santa Cruz, la Constituyente consensuará el tema en base a otras propuestas.

Cuantos se oponen a los procesos de cambio que vive el país, padecen de una paranoia terminal que no les permite construir y proponer una visión de país más allá de lo impuesto por su “gurú” político, Gonzalo Sánchez de Lozada, hoy prófugo. Le tienen un pavor único al Indio Presidente. De re elección, ¡ni hablar! El indio nos va a comer vivos dicen. Con todos los medios de desinformación masivo que tienen en su propiedad podrían hacer papilla al indio en cuestión de segundos, pero no es posible. La alfabetización mediática ya ha comenzado en el país. La verdad sobre los medios de “comunicación” masivo ya es de dominio público.

Mientras los partidos políticos tradicionales, aglutinados en la oposición y en los comités cívicos, padecen su adverso laberinto, la fecha para las próximas elecciones se aproxima sin clemencia. ¿Qué nos propondrán? ¿La recuperación de los recursos naturales? ¿Batalla frontal contra sus latifundios, el analfabetismo, la corrupción, la pobreza, la discriminación, el desempleo, el éxodo boliviano? ¿La recuperación de las empresas estatales quizás? No. Eso sería un filicidio. Estas desgracias nacionales, en buena medida, llevan los genes y la impronta de ellos.

Pero quizás no todo esté terminado para la oposición. Necesitamos que nos digan cómo han urdido el saqueo del país para profundizar, ahora, los procesos de cambio. Necesitamos que nos digan cómo luchar contra la riqueza mal habida e injusta de unos cuantos para vencer el empobrecimiento de las mayorías. Necesitamos saber cómo han hilvanado la ilusión del Estado y su respectivo Estado de Derecho, para que todos construyamos un Estado serio que responda a la realidad policromática boliviana. Quizás sólo así se pueda superar la sentencia de Ángel Rodríguez Kauth: “La derecha padece un profundo complejo de inferioridad política”. O el presagio de Jean Paul Sastre: “Es imposible una buena literatura de derecha”.

Las opiniones expresadas en los artículos y comentarios son de exclusiva responsabilidad de sus autor@s y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la redacción de AlterInfos. Comentarios injuriosos o insultantes serán borrados sin previo aviso. AlterInfos es un medio de comunicación plural con enfoque de izquierda. Busca difundir informaciones sobre proyectos y luchas emancipadoras. Los comentarios apuntando hacia la dirección contraria no serán publicados aquí pero seguro podrán encontrar otro espacio de la web para serlo.

Mensajes

  • Ya esta bien de comentarios como el suyo, que quieren forzar la imagen colectiva de que un indio, por el hecho de ser indio, sea imaculado, sacralizado y convertido en dios aymara ue todo lo ilumina y oto lo puede. No señor. Hay indios en Bolivia, que tienen una formación académica y personal muy grata, a los cuales respeto y admiro. No son ellos, ni fueron dirigentes cocaleros, meritocracia del señor Morales, no son ellos ni fueron, apologistas del narcotráfico y no son ellos ni fueron los que están embarrancando al país. Nada de lo hecho hasta ahora por el señor Morales, se siente como un avance para Boivia. Al contrario, estamos como país, encerrandonos, como los cocaleros en el Chapare. Mire usted. el mundo camina por otras vias. China privatiza su economia, los paises de Europa central reconvierten sus economias y captan inversiones, los mercados se disputan palmo a palmo. Nosotros, estimado señor, ¿en qué estamos?. ahuyentando las inversiones, declarando guerras étnicas, creyendo en el bocon de Chavez, enemistandonos con el Brasil, Italia, España, Inglaterra, cerrándonos las puertes de la UE, de EE.UU. y perdiendo acceso a la inversión. ¿Eso cree usted, que convierte al indio en estadista?. Concuerdo con usted que no hay una oposición creíble y capáz, lo cual no significa que el Gobierno de Morales, no deje de ser el Gobierno de la Coca, del aislamiento y el absurdo. Los bolivianos merecemos lo que tenemos, por haber votado con el higado y no con la cabeza.

  • Sorprende a propios y extraños, el hecho de que el Gobierno no da tregua para alcanzar sus planes de cambiar el país. En el curso de una semana, se produjeron hechos luctuosos en la ciudad de Tarija, en la que se reanimó un conflicto, por una vieja disputa de límites, que enfrenta a la provincia Gran Chaco que tiene una fuerte ingerencia de movimientos sociales con la provincia O´Connor con una población de perfil autonomista.

    El presidente Morales dejó entrever su verdadero pensamiento sobre esta situación, al declarar como de soslayo, que los originarios de la región tarijeña habrían expresado que no entienden esta disputa puesto que los únicos dueños de los recursos naturales son ellos, lo cual va con la política que pretende imponer el actual gobierno, en la que bajo el pretexto de asentamientos originarios, se intenta detentar el exclusivo control estatal de los Recursos Naturales de Bolivia.

    Por otro lado, tal como se había previsto, grupos masistas han anunciado movilizaciones en la ciudad de Santa Cruz en contra del Prefecto del Departamento, el Alcalde y la Cooperativas de servicios; todo esto con la intención de apropiarse del control de las instituciones de esta región, que diseñó, gestó y ha sostenido por gestión propia, vale decir sin apoyo estatal, toda su infraestructura y un modelo de servicios y de desarrollo regional que es el mejor del país.

    En la apurada agenda gubernametal, este ha procedido a seguir con el proceso de nacionalisaciones, habiéndole tocado el turno en este momento a la compañía de Telecomunicaciones Entel, proceso que pretende apresurarse, en la medida que el Gobierno ha dado un plazo de 24 horas a las AFPS para que estas traspasen las acciones que manejan de la capitalización y que eran de propiedad de los ciudadanos bolivianos, y que suman un 47% de la capitalizada Entel, que pasaría de este modo a concentrarse en manos del Estado.

    El Domingo, Evo Morales ha anunciado que la Asamblea Constituyente redistribuirá los recursos obtenidos por las regalías petroleras para darles mayor participación a los municipios, que en su mayoría son masistas y que el gobierno calcula enfrentar en este momento a las Prefecturas, para evitar la posibilidad de que estas últimas se conviertan en verdaderos gobiernos departamentales, llevando a una desconcentración del poder, que el partido en función de gobierno rechaza abiertamente.

    Una vez más el presidente Morales se ha adelantado a las determinaciones de la Asamblea, prometiendo en esta ocación más recursos a los municipios. A esta altura del partido la Asamblea está del todo paralizada y dormita como una Boa Constrictora que digiere las promesas electorales de Evo Morales, que está en plena campaña electoral y que no muestra la menor preocupación por la Asamblea- Boa-constrictora que se tragará las leyes, la Constitución, la democracia, las libertades ciudadanas, una visión de país productiva y el respeto a la institucionalidad. Se ha advertido que el MAS ya tiene lista la nueva Constitución, la cual además de considerar la reelección del Presidente por 6 años, declara a Bolivia como un “Estado social comunitario plurinacional de derecho” que se denominaría República de Pueblos y Suyus de Bolivia.

    El senador Santos Ramírez no negó la propuesta y se circunscribió a decir que el cambio que amerita Bolivia tiene que considerar una definición acorde a la propuesta de Estado plurinacional que le corresponde, dando por supuesto que el nombre de República de Suyus, que hace referencia a la aymaridad debe representar lo que sería considerado de aquí en más como nacional. Le recordamos al Mas, que una nación no se puede engullir a las otras naciones y peor aún atribuirse la representación de la diferenciación cultural.

    Los Suyus son sólo suyus, nosotros los cruceños, benianos, pandinos, cochabambinos, sucrences, etc, etc, no somos suyus, no les pertenecemos al Mas, ni al Gobierno de turno, que como una amenazante Sicurí, intenta tragarnos y digerirnos desde los recintos de la constituyente. Nosotros somos nuestros, de nosotros mismos, somos culturas que no nos podemos dejar fagocitar por la antropofagia masista.

    Autor: Centa Reck

  • En varis aspectos el articulista tiene razón. En lo que no tiene razón alguna es en señalar que no existen alternativas de propuestas que no emanen del partido gobernante. O miente o no está informado. Dad al Cesar lo que es del Cesar... Reconozco los aciertos gubernamentales: alfabetización, curaciones médicas masivas, nuevo precio de venta del gas, negociación ante el mundo con dignidad, etc. También reconozco sus errores: YPFB e Iberoamérica, la falta de transparencia en la negociación de los contratos, lo asqueroso del manejo migratorio (que denunciamos), la mala lectura del oriente boliviano (los prejuicios que se interponen), etc.
    Lo que miente o no está informado el articulista es que en nuestra calidad de parlamentario presentamos proyectos que ni siquiera merecieron su tratamiento en las Comisiones dirigidas por militantes del partido gobernante; veamos: a) el proyecto de ley sobre «investigación de fortunas y lucha contra la corrupción» denominado «Ñuflo Chávez Ortiz», que cualitativa y cuantitativamente es superior al oficialista proyecto «Marcelo Quiroga Santa Cruz»; el oficialista tan sólo aumenta la pena de los 6 tipos penales existentes en el vetusto, fascista (ideológicamente) y antihístórico código penal, en tanto que el nuestro incorpora 20 tipos penales nuevos desde el tan conocido popularmente PALO BLANCO; el proyecto oficialista intenta mejorar el mecanismos dependiente de la Superintendencia de Bancos para la investigación de fortuna que no actúa de oficio, en tanto el nuestro crea el Tribunal de Cuentas dentro de la Contraloría aunque con autonomía y capacidad de actuar de oficio, además proponemos crear un cuerpo élite policial para operativar las deciciones del Tribunal de Cuentas, teniendo en cuenta que apenas es una variable el movimiento financiero bancario. b)propuesta de Código de Ëtica y decoro parlamentario, también una propuesta similar para la Asamblea Constituyente, teniendo en cuenta que existieron conductas de los constituyentes contrarios a la ética y que por no tener un instrumento no pasó de la denuncia publicitaria; c) proyectos de ley sobre el tabaquismo, la diabetes, donantes y transplante de órganos, a favor de los migrantes también denominados en nuestro proyecto de ley como los NUEVOS EXILADOS DE LA DEMOCRACIA, proyecto de reforma de la ley de partidos para viabilizar la democracia al interior de los partidos políticos y las agrupaciones ciudadanas, reformas al servicio exterior, proyectos a favor de las PERSONAS CON CAPACIDADES DIFERENTES (discapacitados), a favor de los ADICTOS, también proyecto a favor de las personas víctimas de negligencias médicas, a favor del deporte (de las academias existentes en tanto incorporen programas especiales con mujeres y personas con capacidad diferentes);c) otros proyectos de menor transcendencia pero no por ello menos importantes como los que como hemorragia legislativa presentan los oficialistas y se apoya y que no pasan de ser simples declaratorias sin trascencia y utilidad social alguna como el declarar a localidades capitales del ajo, u otras similares, ya que no se aplica política alguna a favor de dicha localidad; d) además que por segundo año realizamos la reposición de más de 40 proyectos de ley presentados en otras gestiones y por otros actores parlamentarios.
    Debemos recordarle al articulista que en relación al proyecto Ñuflo Chavez ingresó al parlamento antes que el proyecto Marcelo Quiroga, y aquel hasta ahora no ha merecido su tratamiento en la Comisión de Constitución.

    Creemos y recomendamos que para escribir en espacios de tanta importancia y nivel, se puedan emitir afirmaciones que no se adecuan a la realidad, o sin reconocer las excepciones, que son variadas.

    Atentamente,

    alejandro colanzi zeballos

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.