Portada del sitio > Español > Latinoamérica y Caribe > CHILE - Una semana para olvidar

CHILE - Una semana para olvidar

Ariel Zúñiga

Martes 11 de diciembre de 2007, puesto en línea por Ariel Zúñiga

Los dueños del país sacaron al pizarrón a la Presidenta, y pasó el exámen con un cuatro. Se sustituyó al presidente del banco central y la oposición vociferó. Se hizo un enroque entre dos payasos en la vocería de gobierno. La inflación del año va a ser superior al crecimiento económico. No hay soluciones para el Transantiago. Gendarmería va a pagar multas por sobrepoblar las cárceles concesionadas. Se quemó uno de los mayores centros de investigación científica del país. Queda paralítico un joven por hacerle caso a la campaña de gobierno en contra de los femicidios...

Estoy relatando someramente algunas de las noticias nacionales de esta última semana. Y, aunque parezcan hechos dispersos, todos se encuentran relacionados.

Los gobiernos de la Concertación cambiaron la canasta básica mediante la cual se mide la inflación. Incluyeron entre otros artefactos a los teléfonos celulares. La idea era «modernizar la canasta» y para ésto incluyeron a los artículos más consumidos en el país. Pero los mayores consumidores son las personas con mayores ingresos. El resultado es que las alzas en la electricidad, agua, gas, transporte, harina y sus derivados, leche, verduras, carnes y créditos, no necesariamente son reflejadas por el los índices de inflación es decir, el aumento del costo de la vida de los pobres ha aumentado mucho más en el último semestre que lo que ha aumentado la inflación y los sueldos se han mantenido. Eso significa que a los pobres se le han reducido sus ya esmirriados ingresos mientras se parlotea sobre un nuevo «pacto social» y de «salarios éticos». Si esta tendencia no se revierte podemos desandar en pocos años todo lo avanzado en nuestra carrera de Sísifo en contra del subdesarrollo.

El gobierno de Lagos intentó «modernizar» el transporte en Santiago lo que perseguía dos intereses capitales: hacer más eficiente el desplazamiento de los asalariados en la ciudad de modo que los pobres pudieran trabajar en los barrios ricos o descansar la clase menos pobre en las comunas dormitorio; y que algunas comunas se sintieran en deuda con el gobierno de modo que no pudieran sino votar por él. Para este último objetivo se construyó una línea de Metro a Puente Alto en donde residen un millón de personas destruyendo cualquier posibilidad de una planificación medianamente racional de la ciudad. Pero Bachelet ganó las elecciones. Para ganar las próximas presidenciales se construirá una línea de Metro a Maipú lo que hará que algunas personas se vayan a vivir más allá de la Ciudad Satélite lo que hipertrofiará la ciudad prácticamente hasta Peñaflor. Por una parte pequeña del presupuesto empleado en esas obras faraónicas se solucionarían todos los problemas de transporte público en superficie. Y se deja que el mercado regule la venta de vehículos mientras se aprueban millonarios planes para fomentar su uso.

Lagos también quiso «modernizar» las prisiones y no encontró nada mejor que privatizar su construcción y su «gestión». En cuanto a la construcción, el escándalo de corrupción es dantesco, sólo comparable con el de ferrocarriles, con la diferencia en que se ha silenciado y aún no rueda ninguna cabeza ni siquiera la de un chivo expiatorio. En cuanto a la «gestión», los suicidios han aumentado en los nuevos recintos en forma dramática sin que se hayan implementado medidas para inhibirlos. Parece que es un medio de combatir la superpoblación carcelaria. Si eso fuera poco, se ha debido reconocer que se van a sobrepoblar las nuevas cárceles lo que de paso, autoriza el pago de suculentas multas a las empresas dedicadas a la «hotelería» en estos lúgubres resort.

En el presupuesto de este año se redujo estrepitosamente los recursos dedicados a la investigación científica universitaria y a menos de un mes de que ello quedará fijado en la ley se incendia uno de los centros de investigación científica más importantes del país: El de la Universidad Austral en la ciudad de Valdivia. Centros de investigación científica en Chile no abundan, menos en las universidades. De paso el incendio benefició a la celulosa Celco ya que se quemaron los estudios acerca de la contaminación en el río Cruces. Las universidades se dedican al viejo fraude de la pirámide vendiendo ilusiones a los primeros que llegan y fracaso a todos los demás. En este juego participan todas las universidades sean públicas o privadas, pero algunas públicas y algunas privadas dignas de alabanzas, van en contra de la norma e investigan a pesar de todos los estímulos en contra. En éste último caso se encuentra la Universidad Austral de Chile. Cualquier posibilidad de crecimiento sostenido y desarrollo de la economía chilena se encuentra en la educación y la innovación científica. Se ha aprobado un presupuesto paupérrimo para la educación, se ha consensuado una reforma cosmética a la educación secundaria dejando intacta a la universitaria, y se ha reducido el presupuesto para la investigación científica universitaria. La lápida la ha puesto un incendio.

Un joven, a dos días que comenzara la Teletón, intercede en una discusión doméstica y recibe un artero disparo en su médula espinal. El ministerio de la mujer (SERNAM) lleva meses instigando a los hombres a que intercedan en estos asuntos. Una campaña televisiva llama a «hacer algo» en una discusión de una pareja en un restaurante en que el hombre es el agresor psicológico y los espectadores hombres indiferentes. El director general de Carabineros, en un estilo inaugurado en el último asalto bancario, felicitó al muchacho por actuar «como hombre». Desde luego que la ministra Albornoz no le restregó eso de que «el machismo mata», sólo guardó un cómplice silencio (Mientras el Sheriff llama a actuar como hombres, su institución financia una campaña para evitar el maltrato físico y verbal en las parejas adolescentes en una campaña que muestra a la violencia como una relación en que tanto hombres como mujeres participan, felicitaciones para tal campaña pero es una sóla campaña entre muchas y al parecer el alto mando no la comprende). Por una parte se dice que el hombre debe actuar civilizamente y por la otra se lo instiga a actuar como bestias. El populismo en materia político criminal de la Concertación tiene la expresión máxima en levantar el tema de la violencia en contra de la mujer, impulsando leyes muertas y campañas venales que apuntan a la dirección opuesta, mientras el problema no se intenta siquiera mitigar ya que eso implica la inversión de cuantiosos recursos que el gobierno prefiere ahorrar o malgastar. Junto con la violencia que deben tolerar las mujeres, los hombres pobres deben soportar un sistema criminal dedicado exclusivamente a perseguirlos y encarcelarlos. La violencia en la sociedad en vez que neutralizarse se aumenta al disminuir los ingresos de los asalariados y los independientes; al tratar penalmente a los excluidos por el sistema productivo; al entorpecer el transporte de los menos favorecidos en Santiago, Concepción y Rancagua; al condenar a la miseria a los que hoy están en la miseria ya que atrofia la investigación científica y la educación; al no proponer ninguna medida que disminuya la abismante diferencia entre ricos y pobres...

Si esto fuera poco la Presidenta cambió excremento por mierda, sustituyendo a Ricardo Lagos Weber de la vocería del gobierno por Francisco Vidal. Darío Paya de la UDI no pudo decirlo mejor: «se cambió al hijo por el cómplice». Sólo en un país en que el analfabetismo funcional alcanza el ochenta por ciento y en que no se invierte en educación ni en investigación, pueden ser voceros quienes han sido en el nuestro. Francisco Javier Cuadra debe regocijarse en su casa al saber que cada vocero es peor que lo que fue él en su momento. Cada uno más cínico, más mentiroso y más incompetente. José Joaquín Brunner era capaz de justificar lo injustificable pero al menos no era un payaso. Cara tiene, pero no se maquillaba ¿Qué podemos decir de Puccio, Vidal y Laguitos Wea en su defensa? Nada, al menos nada que sea cierto.

La elite del país aprobó a la Presidenta con la nota mínima contribuyendo a la mediocridad que se ha impuesto. Han dejado que gobiernen sus mayordomos porque ellos por sí mismos no harían algo diferente. Su fundamentalismo religioso les impide crear una educación pública de calidad por el miedo de perder la batalla por las almas de los educandos. Sí los ricos se preocuparan de ganar mucho dinero en vez que de andar evangelizando, Chile sería mucho más de lo que hoy es ¿Cómo pueden haber objeciones al nuevo Presidente del Banco Central? Se cambió una ampolleta por otra. Los más radicales de la Concertación proponen a Ffrench-Davis que no es otra cosa que un ultraneoliberal con sentimientos de culpa. Más que buscar que el sistema capitalista neoliberal se conserve hay fundamentalistas que quieren que se inculque su respeto y devoción desde la cuna, y para eso quieren a los colegios a su cargo.

Si fuera el dinero y sólo el dinero la razón de Estado, no habrían objeciones en invertir en educación, investigación y tecnología ya que eso dejaría a los pobres tan lejos como están hoy de los ricos pero a los ricos mucho más ricos de lo que hoy están. Esa no es su ambición, sino que seguir parasitando económica, moralmente y culturalmente de la pobreza. La elite chilena tiene al país que se merece.

Las opiniones expresadas en los artículos y comentarios son de exclusiva responsabilidad de sus autor@s y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la redacción de AlterInfos. Comentarios injuriosos o insultantes serán borrados sin previo aviso. AlterInfos es un medio de comunicación plural con enfoque de izquierda. Busca difundir informaciones sobre proyectos y luchas emancipadoras. Los comentarios apuntando hacia la dirección contraria no serán publicados aquí pero seguro podrán encontrar otro espacio de la web para serlo.

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.