Portada del sitio > Español > Latinoamérica y Caribe > CHILE - Hoy estamos bien, mañana mejor

CHILE - Hoy estamos bien, mañana mejor

Ariel Zúñiga

Martes 5 de febrero de 2008, puesto en línea por Ariel Zúñiga

Tal como lo sabíamos hace bastante, la economía mundial nuevamente está en crisis. El capitalismo es un sube y baja; o se crece o hay recesión, no existe un punto intermedio. Para los que vivimos en el fango la nueva crisis nos sorprende con el lodo hasta el cuello y mejor ni pensar de lo que se nos viene. El verano «tonto» contribuye con su estridencia de impúberes semi desnudos bailando a toda hora; y a sus padres asoleándose en las playas de moda. Todo bien, el dólar bajo, permite gastar el dinero sudado en Chile en cualquier otra parte sea viajando, para hacer en otra parte lo que hacemos siempre, o comprarse la última chuchería importada. En un pequeño recuadro que hay buscar con lupa se esconde la recomendación de algún economista, que no ha tomado vacaciones, que hay que cuidar el trabajo ya que el fin de año se viene duro. Pero, qué importa el fin de año, quedan muchas 24 horas y buenos días a todos para eso: El hoy es lo que importa y el dólar bajo nos acerca el primer mundo con sus artefactos y placebos.

El juego de la ruleta nos deja nuevamente en calzoncillos y se entrevista a los croupiers para que nos aconseje en invertir las últimas fichas. Se promete aumentar las pensiones y los titulares se apuran en consignar guarismos sin deducirles la inflación. El precio de los alimentos aumentaron un 20% y gracias a la inflación los ingresos de la mayoría de los chilenos disminuyó al menos un 15% en el último año; los más ricos gastan menos proporcionalmente en alimentos lo que los hace beneficiarse en términos relativos. Los intereses suben y los endeudados también; los fondos previsionales se van por la alcantarilla mientras la bolsa registra pérdidas y los «expertos» recomiendan seguir en la bolsa ya que bienaventurados son los que esperan. Qué consuelo, la pobreza y la candidez nos acerca a la santidad. La sequía por último, promete nuevas alzas en los alimentos, cesantía, migraciones campo ciudad, etc. El gobierno promete mano dura en la seguridad pública, cómo si alguna vez haya existido mano blanda, cuando el escenario económico mundial y local auguran un año movilizado.

Vidal y Viera se entretienen mientras como una pareja de cómicos callejeros. Viera dice que los militares que asesinaban compatriotas en su guerra sucia sólo recibían órdenes de los superiores así que hay que comprenderlos. Años de campañas para que nuestros tribunales acogieran el principio de la obediencia debida para que Viera lo desconociera todo. En una semana se le olvidó dos veces que las resoluciones judiciales no se discuten puesto que ya había hecho lo mismo al considerar injusta la sentencia que condenaba como terrorista a Patricia Troncoso. Vidal le recordó que donde manda capitán no manda marinero y luego salieron los dos de detrás del telón para recibir los aplausos. En una semana dos veces actuaron como el cómico y su comparsa, o más bien como el policía bueno y el policía malo: Vidal agrede, y Viera-Gallo se conduele. La derecha y la izquierda se confunden ya que no saben si responderle al malo o al bueno pero en ambos casos la izquierda se confunde aún más.

Aucan Huilcamán clarifica que el término de la huelga de hambre de la «Chepa» es parte de una batalla más grande que pretende la recuperación de los territorios usurpados por particulares que actuaron en connivencia con el gobierno chileno. De esos terrenos sólo 150 000 hectáreas fueron perdidos en la dictadura. Pero los mapuches no tuvieron una relación excelente con Allende ni traumática con Pinochet. Huilcamán dice una gran verdad pero debemos tener cuidado en cómo interpretamos ese secreto a voces: Pinochet se preocupó de que los predios agrícolas fueran explotados y para eso había que clarificar quién era el dueño. Muchos se apuran en acusar a Pinochet de revertir la reforma agraria comenzada por Frei siendo que no hizo otra cosa que consolidarla. El asunto es paradojal ya que muchos terratenientes históricos son acérrimos pinochetistas pese a no haber recuperado sus predios con él: Piensan que el dictador les precavió de un mal mayor o simplemente les agradaba por ser de Chanco y dar instrucciones al país como si se tratara de un fundo. Pero los campos en Chile se están dividiendo desde el tiempo de Andrés Bello. Desde que el código civil suprimió los mayorazgos y las vinculaciones. Luego la alianza para el progreso recomendó la reforma agraria que recién se comenzó con Frei pero que se planificaba desde mucho antes. Los izquierdistas sin embargo actúan como si todo lo que estoy diciendo, y es parte de información pública y conocida por muchas personas, no fuera así: Los mapuches no reivindican terrenos sino que territorios y la reforma agraria - paradigma de la racionalización capitalista - es la gran obra de Allende que luego Pinochet borró con el codo. Lo peor, no quieren reconocer la relación que existe entre la pérdida de terrenos mapuches con la reforma agraria. Toda reforma agraria pretende explotar terrenos que se encuentran improductivos y desde esa lógica, capitalista desde luego, muchos de los predios mapuches entraban – y aún entran - en esa categoría. De territorios, las pinzas: El auto gobierno es el tejo pasado que se utiliza para negociar, con devolución de terrenos les basta y les sobra, al menos, a la mayoría de los mapuches.

Volodia es enterrado con honores de Estado y todos se conjuraron por canonizarlo, salvo Nibaldo Mosciatti (hijo) de radio Bio Bio, quien recordó entre otras travesuras la falsificación de los diarios de Carlos Prat. Falleció en el hospital clínico de la Pontificia Universidad Católica de Chile y en el noticiero del canal de televisión de la misma institución se señaló que «algunos lo sindican como uno de los que llevó a Chile a su quiebre institucional». Al PC se le puede reprochar tibieza e incluso de excesiva indulgencia con aquellos que pretendían frenar a Allende pero ¿decir que fueron causantes de algo? ¿y llamar a un golpe de estado «quiebre institucional»? Sólo en verano pasan estas cosas, entre el calor y el río revuelto de los reemplazos, aparecen por arte de magia los más retorcidos pensamientos que en épocas normales seguirían en latencia. Y Volodia, otro prócer santurrón que se va a un paraíso verde oliva, al menos así se lo dice Fidel «los grandes van al mundo de las ideas». Algo me huele a Platón, y algo me dice que estos barbones se dicen materialistas... bueno, siempre hay tiempo para arrepentirse pero sería bueno que alguien les avise a los fieles que aún quedan que hay una nueva encíclica. De paso les avisan que Human Rigths Watch condenó tanto a los EEUU como a Cuba por reiteradas violaciones a los DDHH. Silvio Rodriguez, quizá en un acto de constricción, fue a cantarle a los presos de la isla sus empalagosas canciones. Tuvo mucho trabajo ya que son OCHENTA MIL PRESOS los que tiene la isla, el doble de los que tenemos en Chile para cuatro millones más de habitantes que en Cuba, y ya la cifra de nosotros es escandalosa. Por ese dato muchos deben dar explicaciones sobre todos aquellos que dicen que en Chile el neoliberalismo es el causante de tanta «delincuencia». Si fuera así, yo prefiero el neoliberalismo aunque hoy estemos peor y mañana... seguramente aún peor.

Las opiniones expresadas en los artículos y comentarios son de exclusiva responsabilidad de sus autor@s y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la redacción de AlterInfos. Comentarios injuriosos o insultantes serán borrados sin previo aviso. AlterInfos es un medio de comunicación plural con enfoque de izquierda. Busca difundir informaciones sobre proyectos y luchas emancipadoras. Los comentarios apuntando hacia la dirección contraria no serán publicados aquí pero seguro podrán encontrar otro espacio de la web para serlo.

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.